Índice de Documentos > Boletines > Boletín Octubre 2011
 

ELS NANOS I GEGANS 
(por José Aracil Mira)


     ¿Quién no recuerda su infancia cuando ve desfilar, por las calles de nuestros pueblos en fiestas, a esos simpáticos personajes que son los gigantes y cabezudos?

 

     En Novelda, mi ciudad, allá por los años 1945/50, en mi infancia y juventud, recuerdo que, los cabezudos, eran personajes típicos del pueblo y también de artistas, sobre todo de cine, habían dos de ellos con las cabezas de Stan Lauren y Oliver Hardy (el gordo y el flaco en las películas cómicas) y los gigantes eran reyes o señores feudales de la zona o de la época. Cuando llegaban las fiestas patronales, yo, lo primero que miraba en el programa de fiestas, era ver los días y hora que salían  “els nanos i gegans”,  para recorrer las calles con ellos.

 

     En España, según los historiadores, en 1380, ya aparecen las figuras de gigantes y cabezudos en Barcelona relacionados con las fiestas religiosas del Corpus Cristi y de San Roque. En la segunda mitad del siglo XVI, y según pruebas documentales, se pagó a Miguel de Burlada y su consorte 40 reales “por andar con los gigantes y cabezudos, el día del bienaventurado señor San Roque”

 

     Desde principios del siglo XVIII fue decayendo la importancia de los gigantes y cabezudos, por considerarse inadecuada su presencia en los actos religiosos, de lo que es un buen ejemplo una Real Orden de Carlos III en 1789 estableciendo que “en ninguna iglesia de estos reinos, sea catedral, parroquia o regular, haya delante danzas y gigantones, y cese del todo esa práctica en procesiones y demás funciones eclesiásticas, como poco conforme a la gravedad y decoro que en ellas se requiere”.

   

     Pero de nuevo, desde las primeras décadas del siglo XIX, los gigantes y cabezudos vuelven, cada vez con más fuerza, a las fiestas de los pueblos y ciudades hasta llegar a su generalización actual, sobre todo en comunidades como Valencia, Cataluña, Madrid…. En Solsona (Lérida)  han llegado a reunirse 260 gigantes distintos, agrupados en unas cien peñas, lo que se considera la mayor concentración conocida a nivel mundial (record Guinness).

 

     También hay una famosa Zarzuela, cuyo título es “Gigantes y Cabezudos”, compuesta por el maestro Manuel Fernández Caballero, nacido en Murcia el 14 de Marzo de 1835, estrenada en el Teatro de la Zarzuela de Madrid el día 29 de Noviembre de 1898, con gran éxito.

 

     Los Gigantes y Cabezudos van revestidos de sátira y humor, que proporcionan alegría y júbilo en cualquier evento y que no solo gusta a los niños; a los mayores también y siempre van buscando la sonrisa o el llanto cómplice de los más pequeños, quién sabe si futuros continuadores de esa bonita tradición.

Volver